El tabaco y las enfermedades respiratorias

By | 25/03/2014

¿Sabías que el consumo de tabaco esta muy ligado al deterioro del organismo para contagiarse de enfermedades respiratorias? Esta es una sustancia muy nociva que puede ocasionar múltiples problemas de salud, pero algunos estudios señalan una de sus consecuencias más perjudiciales, es la de debilitar el sistema respiratorio hasta el punto de volverlo más vulnerable a padecimientos como la neumonía, el resfriado y la gripe.

tabaco y enfermedades respiratorias

Es por eso que las personas que acostumbran fumar, actualmente se incluyen entre los sectores de la población con mayor riesgo en épocas de invierno, a contraer alguna de estas enfermedades.

Y aunque normalmente, este tipo de malestares no suelen ser demasiado relevantes en el estado de salud de una persona (siempre y cuando se tomen los medicamentos y cuidados necesarios), en individuos fumadores pueden adquirir aspectos clínicos de bastante gravedad.

Si tú o alguno de tus conocidos acostumbran consumir cigarrillos, deben tomar precauciones extremas con el fin de evitar enfermarse; algunas de las medidas que pueden tener en consideración son:

  • Acudir a aplicarse la vacuna antigripal. Es lo primero que toda la gente debería hacer. Con esto reforzarán su sistema inmunológico y se encontrarán mejor protegidos ante los virus portadores de enfermedades del sistema pulmonar.
  • Ingerir concentrados de vitamina C. Una dosis diaria es muy fácil de digerir y será de gran ayuda en la conservación de la salud.
  • Abrigarse muy bien en épocas de frío. No deben exponerse en climas helados, procuren siempre además, tapar zonas como la garganta, la boca y la nariz, mediante la utilización de bufandas o cubre-bocas.

Y si en efecto, has adquirido el hábito de fumar, nunca esta demás decirte que lo mejor es intentar hacerlo a un lado, puesto que además de las desventajas mencionadas en este artículo, existe la posibilidad de que tengas efectos más graves como la aparición del cáncer o manchas en tu dentadura, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *